* La distancia desde el hotel es de 38 Km.

El municipio de San Vicente de la Barquera se enclava en el norte de España, en la costa occidental de Cantabria, en torno a las rías de Rubín y Pombo, cuyos brazos rodean casi por completo las colinas sobre las que se asienta la puebla vieja, magnífica muestra del esplendor histórico que tuvo la villa en la Edad Media gracias a sus gestas marineras.

 

Pero además en este milenario enclave de acusado sabor pesquero y marinero, San Vicente ofrece al visitante un entorno en el que predomina la naturaleza. El Parque Natural de Oyambre, sobre el que se asienta la mayor parte de su territorio, es un compendio de la Cantabria litoral en el que coinciden una gran variedad de elementos naturales, como los acantilados, playas (Merón, el Tostadero) y dunas, praderías, rías y marismas, sierras costeras, etc.

 

Su conjunto monumental bien se merece una visita; entrando en la villa por el Puente de la Maza, destacamos la silueta del castillo del Rey y de la iglesia de Santa María de los Ángeles, recortada contra el perfil imponente de los Picos de Europa, es una imagen que sintetiza alguno de los aspectos más significativos de la esencia histórica de Cantabria: el vínculo atávico con el mar, el “cruce de caminos” espirituales las rutas jubilares Jacobea y Lebaniega, y la determinante omnipresencia de la montaña.

 

Fiestas: San Vicente Mártir (22 de Enero), Nuestra Señora del Carmen (16 de Julio); La Folía, declarada de Interés Turístico Nacional, se celebra después de Semana Santa, dependiendo de las mareas, destacando su procesión marítima en la que participan todas las embarcaciones del puerto; La Barquera y el Mozucu (7,8 y 9 de Septiembre), fiesta para probar el Sorropotún, típico plato barquereño.